Hablemos de amor

¿Alguna vez te ha pasado que has intentado guardar un secreto de alguien, pero al hacerlo estabas empezando a sentirte mal?

Una vez estuve hablando seriamente con Mario sobre el tema. Sabíamos que nuestra primera cita había sido perfecta y recordamos el drama con Frida. Ahora lo vemos como algo sin importancia, pero en su momento fue lo peor. Entonces… le conté que no podía ser yo misma cuando estaba con sus padres, porque tenía miedo de no gustarles y que nuestra relación se fuese al traste. En ese momento, Mario me dio un consejo que no olvidaré nunca: No tengo que ser perfecta, porque nadie lo es. Todos tenemos nuestros propios defectos.

¿Qué me dices de este gran consejo? Seguro que se te ocurre a alguien que podría necesitarlo en algún momento. Apúntatelo y díselo cuando lo necesite, ¡seguro que te lo agradece!

Ver todas las noticias ›